#Attribution1 {display:none; visibility:hidden;}

jueves, 24 de septiembre de 2015

Y otro más!!

Cthulhu Temáticos sacará en diciembre un tomo dedicado a las casas encantadas.
Así que después de dar unas vueltas al tema me vino a la cabeza hacer una historieta que transcurriese en un teatro. Hay un montón de historias (cine/cómic/literatura/etc.) que cuentan historias de todo tipo de género transcurridas en un teatro y la mayoría son mágicas gracias a que el mismo teatro lo es. Digamos que cuentas con un escenario que se presta a cualquier cosa.
A partir de ahí construir a un actor como protagonista de la historieta podría parecer fácil. Te documentas bien y ya está. Pero el personaje que estaba creando me parecía frío. Seguramente los que no están ligados al teatro podrían leer la historieta y no darse cuenta, pero ya no lo podía dejar así.
No negaré que soy un lego en este tema. No lo domino, no lo sigo.
Lo cual no quita que conozca o haya leído grandes obras, pero no conozco a los mejores dramaturgos (salvo que sean archiconocidos como Lope de Vega, Góngora, Shakespeare, etc.) tampoco conozco a esos regentes de teatro que consiguieron hacer cosas imposibles para subsistir, o directores y actores que se dejaron la piel en las tablas.
Es decir, el submundo que todo aficionado al teatro conoce, lo desconozco.
Al igual que en el mundo del cómic, que sí conozco, he leído maravillas de autores no muy conocidos y ajenos al público más generalista, tengo la certeza de que bajo la capa del teatro, la más pública que todos conocemos, debe existir (y haber existido) grandes personas que hicieron mucho y que sin embargo sólo son conocidos por los amantes del medio. Quería conocer a esas personas, saber cuales fueron los actores que dejaron huella en los actores actuales.
Entonces recordé que conocía a un gran actor (y director) de teatro, su nombre: Mel Rocher. (http://www.melrocher.com/index.html) (https://www.facebook.com/mel.rocher.3?fref=ts )
Mel accedió a que basara el personaje en su persona y para ello tuvo la amabilidad de contestarme a una entrevista donde las preguntas iban destinadas a la mentalidad que tenía en sus comienzos y también a sus gustos y preferencias. En definitiva quedó un personaje totalmente real que vivirá una aventura en un cómic de ficción oscura.
Ahora está en las manos de maestro Ernest Sala plasmar el guión en papel.
Estoy impaciente.
Gracias por la ayuda, Mel. (Disfruté con tu anécdota, fue muy ilustrativa)

Página oficial del actor y director español Mel Rocher
melrocher.com
Por Álex Ogalla.